Cómo decorar la mesa de Nochevieja para tener una buena entrada de año

Son muchos los rituales de la buena suerte, los conjuros o las tradiciones que practican sobre todo los más supersticiosos para decir adiós al año saliente y entrar en el nuevo con buen pie. Si tuviéramos que repasar todos ellos nos faltaría espacio en este post, por eso nos quedaremos con una de las prácticas más extendidas y repetidas en casi cualquier lugar del mundo, y es la de entrar en el año nuevo disfrutando de una cena deliciosa en una estupenda mesa. Si os toca hacer de anfitriones y todavía no sabéis como deslumbrar a los asistentes, os proponemos algunas ideas para saber cómo decorar la mesa. 

Paso 1

Elegir una paleta de color adecuada. Antes de preparar los elementos que colocaremos en nuestra mesa tendremos que optar por una gama cromática adecuada. Los tonos dorados, plata o bronce siempre ayudarán a poner el punto sofisticado y glamuroso a la decoración. Por eso será un acierto seguro combinarlos con otros tonos navideños y de temporada como el rojo o el verde. Los toques azules o morados metalizados son también una opción para los más atrevidos y modernos.

Paso 2

La mantelería es una pieza clave a la hora de vestir una mesa de gala. Los manteles de tela o lino en tonos blancos o beiges nos ayudarán a realzar la decoración. Podemos optar también por manteles bordados con motivos de fin de año y navideños. Debemos evitar los manteles de usar y tirar, son muy cómodos pero pensemos en una cena sostenible. Cuidar el medio ambiente puede ser también uno de los propósitos a cumplir en el año que entra. Usaremos igualmente servilletas de tela a juego con el mantel. Podremos colocarlas sobre el plato, en el lado izquierdo de cada comensal o dentro de las copas. Atarlas con lazos, sujetarlas con servilleteros o colocarles un motivo decorativo o doblarlas con formas decorativas también nos ayudará a lograr ese toque especial.

Paso 3

Nochevieja es la ocasión perfecta para desempolvar esa vajilla y esa cubertería que tanto te gustan y que nunca sabes cuándo sacar. Dependiendo de la mantelería deberemos optar por un color de plato u otro, y los tamaños irán en función del menú. Una de los detalles más sencillos que existen y que mejor funcionan es el de colocar un bajo plato para añadir un toque especial. Los hay dorados, plateados y de cualquier color, por lo que no tendremos problema para encajarlo con la gama cromática que hayamos elegido. En cuanto a la cubertería lo mismo, una vez sepamos el menú colocaremos todo de la siguiente manera: el cuchillo y la cuchara a la derecha del plato y el tenedor a la izquierda, los cubiertos para el postre siempre en la parte superior del plato y en perpendicular al resto de cubiertos.

Paso 4

La cristalería es otra de esas colecciones imprescindibles en la mesa. Colocaremos tantas copas como bebidas vayamos a ofrecer. Las colocaremos en la parte superior derecha de los platos y siguiendo un orden de izquierda a derecha, primero la de agua, luego de la vino blanco y, por último, la de vino tinto. Si tenéis espacio suficiente podéis añadir las copas de champán o, en caso contrario, guardarlas hasta el momento del brindis para no recargar demasiado la mesa.

Paso 5

Una vez hemos decidido todo lo anterior sólo nos queda poner la guinda al pastel colocando los adornos sobre la mesa. Un buen centro elaborado con materiales como piñas, velas o flores nos ayudará mucho a completar el diseño. Además, si queremos ser los anfitriones perfectos, otra buena propuesta es la de poner regalos o tarjetas personalizadas para cada uno de los comensales. Podemos colocarlas en los platos o en los laterales de los platos. Estos detalles nunca fallan.

Paso 6

Para finalizar, dos de los elementos que jamás podemos olvidar en nuestra mesa de Fin de Año son las uvas y el champán, el cava o la sidra para el brindis de bienvenida. Si queremos que la noche sea prometedora y divertida, os proponemos que preparéis algunas bolsas de cotillón y unas bengalas para que los asistentes a la cena jamás olviden el momento.

Por un 2019 lleno de cosas buenas, ¡Feliz Año Nuevo amigos!