El verano es para muchos una de las épocas más esperada del año, debido a días de vacaciones, viajes, playa, piscina. Pero con el verano también llegan las altas temperaturas que hace que estar en espacios cerrados sin aire acondicionado sea horroroso

Sin embargo, no todos contamos con este lujo e incluso quienes sí, pueden optar por otras maneras de mantenerse frescos y reduciendo la factura de la luz

¿Pero es posible tener la casa fresca en verano?

Existen muchos trucos para mantener tu casa fresca en plena ola de calor ¡Te los contamos a continuación!

1- Airea la casa a primera hora de la mañana

Por la mañana las temperaturas son más bajas por lo que es el mejor momento para ventilar y atraer hacia el interior de tu vivienda ese aire más fresquito, bastará con unos 45 minutos aproximadamente.

Así mientras la casa se ventila puedes estirar sábanas y ordenar un poco tu hogar mientras va entrando aire fresco y limpio

2- Cerrar las persianas

Después de ventilar la casa a primera hora, la temperatura va en aumento por lo que lo más aconsejable es cerrar las persianas para evitar que entre calor, conseguirás que el aire fresco permanezca por más tiempo

3- Evita encender luces

Evitar encender tanto aparatos eléctricos como luces ayuda a que tu vivienda no se caliente ya que estos aparatos desprender calor, así conseguirás tener la casa más fresca durante este verano

4- Abre las ventanas durante la noche

Es importante aprovechar estas horas del día ya que son las horas más frescas de todo el día, por lo que dormir con la ventana abierta conseguirás expulsar el aire caliente del día

5- Cambia las sábanas

En está época del año debido a las altas temperaturas nuestros cuerpos suelen estar más sudorosos por lo que es recomendable cambiar las sábanas más a menudo, así conseguirás una sensación de frescor al meterte en la cama, también es recomendable usar sábanas de lino debido a que son más transpirables, absorbentes y frescas.

 

6- Usa un deshumificador o ventilador

Estos aparatos dan sensación de mayor frescor y supone un ahorro respecto a el aire acondicionado

7- Opta por las Plantas

Las plantas ayudan a refrescar tu hogar en verano, si tienes plantas, échales agua sobre ellas y notarás como refrescan el ambiente

8- Hidrátate

Es el punto más importante para evitar un golpe de calor, dúchate con agua fría, o mójate constantemente el cuello, muñecas y la nuca, evita bebidas azucaradas y alcohol y opta siempre por comidas más ligeras y refrescantes.

 

Poniendo atención a estos pequeños detalles, el verano se te hará mucho más llevadero y fresquito. ¡Nos gustan los espacios inspiradores! Si a ti también, síguenos en Instagram para coger ideas y estar al día de todas nuestras viviendas o en nuestra página web.