A la hora de adquirir una vivienda, muchas veces surgen dudas sobre qué tipo de inmueble es el que se ajusta mejor tanto a nuestras necesidades como a nuestras posibilidades.

Normalmente, las opciones por las que se opta son viviendas unifamiliares o pisos. La razón es porque ambas poseen una serie de ventajas muy características que hacen que tengamos que parar a pensar con cuál decantarnos.

Con este artículo, podrás hacer una lista de puntos fuertes de ambas opciones:

Ventajas de las viviendas unifamiliares

Espacios amplios y más metros cuadrados

Quizás esta sea la principal diferenciación de las viviendas unifamiliares frente a los pisos. Pese a que en la mayoría de las ocasiones el espacio en estas viviendas se distribuya en diferentes alturas, lo cierto es que poseen zonas muy amplias que permiten mayores posibilidades tanto decorativas como en realización de actividades.

Ideal para familias con niños y mascotas.

Como consecuencia de la anterior. Los niños disfrutan mucho de tener un amplio espacio para jugar y poder correr, pues otra de las características con las que suelen contar las viviendas unifamiliares son con espacios al aire libre.

Ahorro en gastos comunitarios

Siempre y cuando la vivienda no pertenezca a ninguna urbanización, las unifamiliares no tienen porqué tener gastos de comunidad, el mantenimiento se realiza del propio hogar.

Independencia

Lo cierto es que este tipo de casas otorgan mayor intimidad y tranquilidad, normalmente también por causa a las localizaciones en las que se ubican: por lo general más a las afueras de las localidades.

Comodidad

En esta opción, el espacio disponible se suele distribuir en una única planta o en algunos casos en dos. Esto permite tener todo más a mano y facilitar la movilidad de sus inquilinos. Además, actualmente encontramos opciones de inmuebles cada vez más amplios y el espacio deja de ser un hándicap a la hora de elegir formar tu hogar en un piso.

Disfrutar de zonas comunes

Los pisos no son ni mucho menos espacios que tengan porqué limitarte. Si encuentras el piso adecuado, tendrás la opción de disfrutar de servicios comunes ya sean zonas verdes o áreas de ocio para practicar deporte. Todo esto sirve para fomentar relaciones entre vecinos que en la mayoría de casos acaban en buenas amistades.

Menor gasto de mantenimiento

Todos estos servicios anteriores, suponen un gasto que se ve solventado al repartirse entre la comunidad de vecinos, por lo que puedes disponer de comodidades sin que te supongan una inversión muy alta (piscinas, jardines…).

Mayor seguridad

Por último, sin quitarle importancia, al pertenecer a una comunidad de vecinos, es menor el tiempo que tu vivienda pasa sin vigilancia, lo que puede ahorrarte sustos por cualquier accidente.

Como ves, ambas opciones muestran características muy interesantes a las que no hay que quitarles el ojo y valorar bien todas ellas. En Promociones Igualada, te asesoramos para buscar la mejor opción para ti. Cualquiera de nuestras viviendas están diseñadas pensando en tu comodidad y muestran una característica común: la innovación y cuidado del diseño.

Nos adaptamos a tu presupuesto y necesidades, ¿nos las cuentas? Escríbenos a info@promocionesigualada.como llámanos al 643431737